CASAS PARA ABRIGAR -TECNOLOGIA EN TU HOGAR

Tecnología
en tu hogar

La aplicación más común y más desarrollada de la domótica se
encuentra en el garaje, en este sentido hay muchos mecanismos que
ayudan a mejorar la seguridad y la calidad de vida en esta instancia.
La puerta del garaje puede ser una clase de persiana enrollable o
abatible cuyo sistema de automatización se puede controlar absolutamente por medio de un método domótico. De esta forma, con un
mando de radiofrecuencia de lo más convencional se podrá activar a
distancia la puerta para subirla y bajarla. Entre las principales ventajas
que presenta este sistema se halla que el tiempo de bajada automática está en todo momento controlados, por lo que si la fotocélula
instalada aprecia cualquier obstáculo, la puerta detiene el proceso de
descenso y vuelve a subir. Una vez que el obstáculo deja libre el espacio propio de la puerta, ésta comienza a bajar de nuevo. Por lo tanto,
el sistema ‘conoce’ el estado actual de la puerta en todo momento.
La seguridad es lo primero
Las personas interesadas por las aplicaciones domóticas en un ámbito tan concreto, como la seguridad y la calidad de vida, hacen especial hincapié en el cuidado del garaje que se está convirtiendo en una
de las instalaciones de la vivienda que mayor protección demanda,
porque es una de las zonas que más recelos puede provocar.
Así, en el mercado se puede encontrar un extenso catálogo de mecanismos y sistemas para controlar y vigilar cualquier zona de la casa.
En este apartado destacan los detectores de presencia y acceso, que
permiten avisar al usuario sobre cualquier tipo de incidencia. Dichas
tecnologías ofrecen la posibilidad de observar la salida del propio
garaje desde el interior, independientemente de que algunos de ellos
incorporen un elemento añadido como la visión nocturna, idóneo
para garajes con escasa luz.
Otro de los dispositivos que se pueden beneficiar con las aplicaciones
domóticas radica en el detector de los escapes de gas y monóxido
de carbono, muy útiles porque avisan al dueño de la vivienda a través
del teléfono móvil.
Los expertos en comunicación digital dedicados al hogar digital
también destacan la necesidad de potenciar la seguridad personal en
la vivienda. Así, la incorporación de un sistema domótico de televigilancia, que integra control remoto, visionado de cámaras, recepción
de imágenes y sonido tanto en el ordenador como en el móvil, entre
otras funciones, permite que desde cualquier punto de la geografía el
propietario o cualquier persona con autorización tenga la posibilidad
de entrar al sistema de vigilancia por medio de Internet, y controlar
las cámaras y sus movimientos.
El denominado ‘guardián electrónico’ también resulta muy útil para
tener bajo control a los más pequeños del hogar, así como a los
mayores que requieren de cuidados y de atención específica. El funcionamiento de este dispositivo envía una alerta a través de un ‘SMS’
o llamada al móvil del cliente en cuestión si el sistema no detecta
movimiento en el interior de la casa durante un espacio de tiempo
determinado.
Las últimas tecnologías estén enfocadas a conseguir la máxima seguridad de nuestros hogares.
La domótica es muy común en las viviendas de nueva construcción. Esta tecnología sobre todo se aplica para conseguir mayor seguridad en nuestro hogar.

Siguiente publicación

Navidad en casa

Únete a la discusión

Comparar anuncios

Comparar